¿Por qué las empresas y marcas deberan apostar por las aplicaciones móviles?

¿Por qué las empresas y marcas deberan apostar por las aplicaciones móviles?

En sólo cuatro años alcanzaremos el billón de personas que tienen en propiedad un smartphone (Forrester), y por ello las empresas deben empezar, si no lo han hecho ya, a trazar su estrategia para llegar a todo ese mercado y sacar ventaja de los datos de localización y hábitos de compra que ofrecen los dispositivos móviles.

La oferta de aplicaciones móviles disponible para las principales plataformas es brutal.  Se descargan miles de millones a diario. Sin embargo, esto hace que los usuarios se lancen a la descarga masiva, y pesar de que el 72% de los usuarios asegura utilizar al menos diez de ellas a diario, muchas de ellas sólo se usan una sola vez o acaben olvidadas en el escritorio de la pantalla.

Según un reciente estudio desarrollado por Loalytics, el 22% de las aplicaciones móviles únicamente se ha utilizado una vez y a pesar de que este porcentaje parece que ha mejorado, el número de aplicaciones sigue crecido haciendo mucho más difícil el conseguir que nuestras apps puedan ocupar un lugar preferente entre aquellas más útiles y utilizadas por los propios usuarios.

Esto puede suponer todo un reto para las marcas, pero no quiere decir que los esfuerzos desarrollados sean en vano. Para ello, a la hora de crear una aplicación móvil, deberían de tenerse en cuenta o reflexionar sobre algunos aspectos importantes que puedan servir para convencernos del por qué las empresas y marcas deberían apostar por las aplicaciones móviles.

El principal punto de acceso a Internet 

Según el V Estudio Anual de Mobile Marketing del IAB Spain que analiza las tendencias y la evolución del sector, las aplicaciones móviles se han convertido en el principal punto de acceso a Internet a través de dispositivos móviles. Otros datos como los publicados por publicado por Compuware, revelan que los usuarios prefieren las apps a los sitios web móviles. El 55% destaca que son utilidades orientadas expresamente a cumplir una función, por lo que directamente encuentran lo que buscan, ahorrándoles tiempo y esfuerzo.

El móvil es un nuevo espacio donde las marcas pueden aumentar sus niveles de engagement

Hace tiempo que las empresas deberían haber dejado de pensar que es tan sólo un aparato más pequeño en el que reproducir una versión mini de la web. El 80% del tiempo del uso en smartphones está dedicado a las aplicaciones. El móvil es el nuevo y cautivador espacio en el que incrementar la presencia de tu marca, porque tiene mucho potencial a la hora de generar engagement. Nadie pasa ya por alto que es el único dispositivo de quien muchos no se desprenden ni para dormir.

El crecimiento del comercio móvil impulsa el desarrollo de las aplicaciones móviles

La web móvil has sido tradicionalmente el mejor medio para conseguir nuevos clientes, sobre todo gracias a los resultados de los buscadores y al hecho de que los propios clientes tienen tendencia a buscar información sobre una marca determinada en un buscador móvil. Sin embargo, las aplicaciones nativas han demostrado su efectividad como una herramienta capaz de conseguir una mayor interacción con los consumidores más fieles, ofreciendo a través de ellas una vía más sencilla y directa para los procesos de compra.

Cada vez se realizan más compras a través de dispositivos móviles

Junto a las redes sociales o el juego, es una de las actividades para las que los usuarios emplean sus teléfonos móviles. Sólo en Estados Unidos el año pasado el volumen del m-commerce se incrementó un 81% y las cifras de adquisición de tabletas y smartphones indican que la tendencia va a continuar. Y si no usan sus dispositivos directamente para comprar, estos sí intervienen decisivamente en el proceso: un 46% lo ha usado para buscar antes de desplazarse a la tienda física a comprar y un 37%, buscó en su móvil y después compró online (Google).

Una aplicación móvil permite que una interacción  más flexible con el cliente

Gracias a los sistemas de localización y con un sistema de alertas bien planteado, las marcas pueden llegar a los clientes en momentos y lugares más apropiados para interactuar con ellos. Como por ejemplo, el envío de mensajes de ofertas personalizadas cuando la persona se acerque a los alrededores de la tienda. Las aplicaciones móviles permiten tener en cuenta el contexto y adaptarse rápidamente a las necesidades y requerimientos del cliente en función de dónde se encuentra y justo en el momento en que está tomando sus decisiones de compra.

FUENTE: PURO MARKETING